Mojácar : la luz plena de Almería

Mojácar en Turismo Tv, televisión turística

Almería es  luz. Sus 200 km de playa sobre el Mediterráneo regalan paisajes de belleza extrema. En Mojácar se anudan tradiciones e historia:  el Indalo nos acerca a un tiempo primitivo donde mitos y  verdades conviven en  un "decorado viviente" de  belleza irrefutable.

Mojácar

En Mojácar,  la luz desborda  en cada rincón.

Los turistas extranjeros que llegan hasta allí,  es porque conocen los secretos de un sinfín de privilegios que se abren para quienes la exploran : Mojácar  es escandalosamente bello,  no hay amontonamientos de gente circulando y el tiempo pasa apacible, amigable,  ofreciendo estímulos para todos los gustos.

Las montañas y el mar le dan forma al espectacular horizonte mojaquero. Su paisaje se anuda con las cumbres escarpadas y erosionadas de la Sierra Cabrera,  los cañones excavados por el río de Aguas y los innumerables manantiales que continúan hasta la costa de extensas playas y calas. 

Los campos de olivos y naranjos se diseminan en la franja intermedia entre "arriba" y "abajo"

Porque Mojácar , en el levante de Almería, es "arriba" y "abajo" y la oferta que despliega, invalorable en ambos casos.

"Arriba", la población de callecitas estrechas y empinadas con fachadas blancas,  brillantes "santa ritas"y toneladas de historia.

"Abajo" la costa pródiga de paisajes y modernos servicios de hotelería de excelencia. 

El verano es una fiesta ,  clima envidiable a lo largo de los 17 km de playa sobre el Mediterráneo; y  el invierno, de tan benigno, casi un aliado para recorrer sus tesoros.

Mojácar ha sido declarado uno de los pueblos más bonitos de toda España y tiene con qué. Asomarse desde el Mojácar de "arriba" por alguno de los balcones que miran al Mediterráneo o a la sierra,  es suficiente para saber que la elección no es casual. El mar , en el Mojácar de abajo se presenta infinito y calmo y la sierra discurre con topografía antojadiza a su encuentro.

La  población de Mojácar es muy  antigua. Emplazada primitivamente en un montículo cercano , a raíz de sucesivos terremotos , se  decidió el cambio de rumbo para  afincarse en la actual ubicación y poder  avistar, más allá de la belleza del paisaje a todo peligro enemigo que pudiese llegar a través del mar.

 

 

 

El Indalo

El Indalo es hoy el símbolo de Almería.

Esta figura  humana con los brazos extendidos y un arco sobre sus manos, no ha podido ser desentrañado en su significado, pero siempre se le atribuyó al dibujo una cierta propiedad divina que se hizo muy popular y recibió un nuevo impulso a partir de la difusión que le dieron los hippies establecidos en esa particular región española a finales de los 70 .

Este símbolo de la provincia de Almería  considerado amuleto de la buena suerte desde mucho antes, se utilizó especialmente en Mojácar, donde lo pintaban con almagre para proteger las casas de las tormentas y el mal de ojo.

El «muñequillo mojaquero» que atrae la buena fortuna debe, según la tradición, ser regalado . Comprarlo para uno mismo desataría el "mal fario" del que todos escapan.

Son muchos los negocios en el pueblo que llevan ese particular nombre, se puede ver al Indalo pintado de azul en puertas y ventanas y está  realizado en diferentes texturas y materiales para convertirse en souvenirs perfectos de los apacibles turistas que recorren la zona.