Todos los museos en una espléndida noche

Hernán Lombardi y un entusiasmo contagioso en "La Noche de los Museos"

Turismo Tv, televisión turística
Hernán Lombardi

La Noche de los Museos es una fiesta. Y Hernán Lombardi, Ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, también se divierte y bromea en el Museo Larreta durante la inauguración: “Antes de salir hice una cruz de sal para que no llueva”. Los presentes rieron pero dudaron: “creer o reventar”, la feroz tormenta pronosticada quedó en amenaza y permitió a más de 800.000 personas disfrutar plenamente de la noche.

 

El Ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires puede expresarse de esa forma, porque asume plenamente que la cultura  es  la forma en que se desarrolla la vida del hombre en algún lugar del planeta, que las grandes metrópolis se identifican por su cultura y que Buenos Aires también la tiene: la de la diversidad. Y en ella su oportunidad de crecimiento.

 

Por eso se permite disfrutar abiertamente de la fiesta a lo largo de un recorrido de algo más de siete horas sin paradas para comer, beber o reponer fuerzas. En el baño del Museo Larreta- especialmente acondicionado con grabados de Dali para la muestra "Un sueño Surrealista"- charla sin pudor con la directora sobre la vocación masturbatoria del genial artista catalán sólo “resuelta” por Gala; un rato más tarde saluda afectuosamente a quienes le suman tango de Piazzolla a la noche del Planetario y de la misma forma a cada uno de los que se le acercan; bate palmas siguiendo el ritmo del musical “Y un día Nico se fue” que escandalizaría a más de uno con sus estrofas  -de Osvaldo Bazán, dirigido por Ricky Pashkus y musicalizado por Ale Sergi en la Usina del Arte-  y termina la noche sin huellas de cansancio en el Museo de Arte Moderno habiendo hecho escala en el Museo Ferroviario y en la visita guiada del historiador Eduardo Lazzari en la Plaza de Mayo.

 

Y fue ese mismo entusiasmo, jamás perdido en las idas y vueltas por la Ciudad de Buenos Aires,  la constante en todos los que se sumaron a la experiencia -en muchos casos novedosa- de aprovechar intensamente un conjunto de estímulos donde lo único complejo fue decidir el recorrido a realizar. Y no faltó nadie, estudiantes, obreros, artistas, profesionales y “celebrities” de la pantalla de tv se mezclaron espontáneamente en un espacio común: la Ciudad de Buenos Aires.

 

El evento que tuvo su primera edición con algo de sofisticación en el 2004 con 29 museos abiertos, esta vez ofreció 190 museos y espacios culturales de entrada gratuita. Y eso cautivó y seguirá haciéndolo: entrar, salir, volver a entrar; subir y bajar de  colectivos con pases libres o ir a bordo del Bus turístico que tiene la ciudad sin preocuparse por nada: Sólo gozar.

 

 

La magnitud de la convocatoria sólo puede ser dimensionada si se piensa que esa multitud es comparable al total de la población de La Plata o Santa Fe, volcada íntegramente a la calle. O cinco veces más exitosa que cualquier manifestación que se considere exitosa. Y todo a partir de un evento cultural donde las opciones se abrieron en abanico: el Museo de la Historieta, el Museo Evita, el Mamba , el Malba, la Usina del Arte y los clásicos de Bellas Artes o Arte Decorativo fueron junto con el Zoológico de los más requeridos, pero la lista seguía con 182 posibilidades para captar todo tipo de intereses.

 

El Ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Hernán Lombardi, está convencido que el cambio opera desde lo individual y que la cultura pública gratuita y de calidad es una apuesta optimista para transformar la sociedad. En medio del derrumbe del 2001 el Ingeniero Lombardi, -por aquel entonces Ministro de Turismo de la Nación- declaraba "Mi obsesión es construir una herramienta de política pública que sea permanente, que perdure una visión de las cosas. Para eso, hay que trabajar".

 

Tal vez, doce años después, a las 2 de la madrugada, en el Museo de Arte Moderno y en el marco de la Noche de los Museos el resultado de su obsesión haya tenido la más generosa y desinteresada réplica en una nena de menos  de 3 años que mientras miraba entre atónita y exhaltada lo que la rodeaba le gritaba emocionada a su mamá : mamá, mamá mirá! que lindo es esto!

 

Gabriela Marinelli

para Turismo Tv

 

 

Hernán Lombardi en la Noche de los Museos de la Ciudad de Buenos Aires

Hernán Lombardi, Ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires

Noche de los Museos: Imágenes