Ferias Vitrinas de Productos y Servicios

por Alejandro Gallard Prio

La actividad ferial se ha ido desarrollando a través de los siglos, sin perder autenticidad y mucho menos importancia, como nos lo demuestra la ciudad de Leipzig, en Alemania, que a través de guerras, incluso cuando, al finalizar la 2da Guerra Mundial, quedo enclavada en Alemania del Este, se mantuvo como la "Meca" ferial de Europa.

En una de las ocasiones que estuve en la ciudad, en plena guerra fría, era impactante el espíritu amigable y cultural de sus residentes, quienes se esmeraban en recomendarnos asistir a su Palacio de Conciertos, sede de una de las grandes Orquestas Sinfónicas del Mundo. En esa oportunidad pude apreciar la importancia de la APTITUD para lograr la felicidad en nuestras vidas.

Amantes de la música con sus vetustas galas, como si fuesen recién llegadas de las "boutiques" de París, las cuales, en su conjunto, perneaban la Sala a olor de bolas de naftalina, que para ellos, sin duda, era un perfume que les daba aliciente, diciéndonos a la vez que su cultura estaba preservada a través de los siglos, sin que los problemas políticos sociales les perturbase. Esa es la positiva aptitud que necesitamos en la vida.

Chicago, en USA, es lo que más se acerca a Leipzig, se trata de una municipalidad involucrada en ferias, pero lo que sorprende, es que todas, por lo menos, en nuestro mundo iberoamericano, las utilizan como por no dejar, a pesar que hay los llamados "parques de ferias".

Walt Disney, fue un exitoso pionero con sus permanentes ferias donde la diversión de chicos era su principal atractivo, pero aún así, no hemos, ni siquiera intentado, a convertir una de nuestras ciudades en sede de Ferias rotativas, donde productos, atractivos y diversiones, se conviertan en un "showcase" de nuestro Mundo.

Las ferias facilitan acercamiento. Siempre he criticado su corta duración, ya que el esfuerzo de los expositores amerita mas días, por lo menos un par de fines de semana, pero los organizadores no se atreven a romper el "cliché" y es allí, donde los municipios deben actuar, otorgando subsidios.

Estoy en Guayaquil, una ciudad que no cesa en su progreso, observando los efectos de una feria, la XI Internacional de Turismo (FITE 2013) donde el viernes 27 expuse, en una de sus salas, el panorama de Centroamérica y su necesitada unidad, ya que cada día se hace más necesario, si es queremos entrar a competir en el negocio más productivo de nuestro mundo, que se llama TURISMO, eliminar todos esas burocráticas exigencias fronterizas, que sumadas a la falta de el tan urgentemente y necesitado TREN de alta velocidad, así como la Autopista transístmica, nos convertiría en un atractivo y multifacético destino.

Aunque a esta Feria le llaman Internacional y en verdad la presencia de China, Indonesia y Perú, lo confirma, aun con la ausencia de Colombia y de la Isla Margarita (Venezuela), que este año no pudieron estar presente, en realidad son las Provincias Ecuatorianas, las que nos ofrecen un alegre y vibrante MERCADO, mostrándonos sus ciudades, campiña y, en forma muy selectiva, sus productos, servicios, y riquezas culturales.

Gino Luzi, para mi el más entusiasta promotor del mundo turístico, y por 35 años el Gerente General del histórico Gran Hotel Guayaquil, situado contiguo a la Iglesia Catedral y el Parque Central, refugio de simpáticas y amistosas iguanas, algo único en nuestro continente, está involucrado en todo lo que sea de beneficio para su acogedor destino, por lo que acompañarle visitando exhibiciones, es confirmar que la simpatía es fuente de alegría, ya que todos los expositores reciben con su abrazo, la seguridad de ser parte de ese ejército que lucha por el progreso y bienestar de sus comunidades, en la más noble de las actividades económicas, el Turismo.

En estos encuentros se dan cita profesionales que comparten sus experiencias en los diferentes temas, que dan a la industria permanentes retos y oportunidades, así como variadas ofertas culinarias, en cuya arte, Guayaquil le ofrece al mundo, su "Escuela de Chefs" y el "Instituto Superior", que en tres años de estudio otorga el título de "Tecnólogo en Arte Culinarias".

El mismo viernes por la noche, presencie al embajador de El Salvador en Ecuador, Luis Córdova Cisneros, en compañía de Carlos Brizuela Ezerski, consejero para asuntos consulares, y Dinhora Cabella de Luzi, cónsul honoraria en Guayaquil, agasajando a la diáspora salvadoreña que reside en esta región con motivo de las fiestas patrias, lo cual es digno de aplausos, ya que demuestra una vez más, la importancia y la gratitud que el gobierno salvadoreño demuestra a sus ciudadanos dispersos por el mundo, pero más aún, presencie al embajador departir con sus paisanos con afecto, lo cual, para los que hemos residido en el exterior, nos da la seguridad de contar con el apoyo de quienes representan al lar nativo. Este gesto, es algo que deberían poner en acción, todos los embajadores y cónsules de Centroamérica.

Por la noche del sábado 28, fui invitado al teatro "Centro de Arte" a la presentación de "A Puro Tango" donde músicos, cantantes y bailarines colombianos, cosecharon merecidos aplausos. Aparte de ser espectaculares, están demostrando que el arte es una actividad que trasciende nacionalidades, pues este grupo logro triunfar en Argentina, la cuna misma del tango y la milonga. Ojalá sean contratados en Centroamérica que es una región amante del tango.