Caminito del Rey

Totalmente renovado el hasta hace poco "camino más peligroso del mundo" inicia un nuevo ciclo para que muchos más puedan maravillarse,  sin riesgos.

Una caminata para la caja de recuerdos imborrables

Caminito del Rey, Ardales, Málaga, España Turismo Tv, Televisión Turística

 

 Da escalofrío , al ver las viejas pasarelas que aún se divisan debajo del nuevo trazado, evocar esos  videos de YouTube que muestran como intrépidos amantes del turismo aventura recorrían hasta hace muy poco este trayecto total de 7,7 km ahora al alcance de todo el mundo.

 

Este hermosísimo paseo con la perla de los 2,9 kms de la pasarela más reconocida del mundo del "Caminito del Rey" tiene una historia que comienza un siglo  atrás cuando el desfiladero de los Gaitanes fue elegido para instalar un salto hidroeléctrico en un entorno de espectaculares paisajes . La obra del ingeniero Rafael Benjumea que aprovechó el desnivel  existente entre la entrada y la salida del desfiladero para la construcción de las represas,  aportó  también el camino que se utilizó antes para facilitar el desplazamiento, y se convierte  ahora en uno de los circuitos más codiciados por turistas de todo el mundo y nueva la estrella turística del sur de España.

 

El trayecto recorrido por el Rey Alfonso XIII para la inauguración,   es  transitado ahora por cientos desde que fue nuevamente abierto en marzo del 2015 y no son pocos  los que aguardan en lista de espera el turno para descubrirlo.

 

El trayecto completo, de entre 4 y 5 horas,  es posiblemente el más adrenalítico  para aquellos que sin gozar de los deportes extremos quieren vivir la emoción de un precipicio, la contundencia de un desfiladero y el sonido intenso de la montaña en su estado natural.

 

Será importante al momento de reservar la visita -condición indispensable para acceder- olvidarse de los palos para selfies, calzarse el casco correspondiente , tener en cuenta que no hay lugares cercanos para comprar víveres o agua y asumir la responsabilidad de conservar el estado natural del paraje.

 

Ubicado a tan sólo 59 km de Málaga se puede llegar al Caminito del Rey en auto, bus o tren y tiene dos diferentes puntos de acceso. El circuito no es circular con lo que una vez elegido el lugar por el que se iniciará el recorrido es importante asegurase la forma de volver al punto donde se empezó ya que no está permitido hacer el camino en sentido inverso. No obstante, existe un servicio de autobuses  entre el acceso norte (Ardales) y el sur (El Chorro, Álora) que por 0,94€ ó 1,55€ -según se posea o no la tarjeta del Consorcio de Transportes Metropolitano del área de Málaga- permitirá a los visitantes  desplazarse a su punto de partida por carretera.

 

Pero ¿por dónde empezar?  ¿Qué entrada elegir al momento de hacer la reserva? Aunque es difícil decidirlo a priori por el temor de "perderse de algo" , al recorrer el Caminito del Rey se tiene la certeza de que el embrujo que ejerce "camina" en los dos sentidos. La entrada por Ardales asegura pendientes casi siempre en bajada y permite ir descubriendo muy de a poco la magia del camino; desde el acceso sur de Álora la mayor parte del trayecto es en subida y de manera bastante abrupta el caminante se topa con la magnificencia de la sierra en su forma más contundente. Por una entrada u otra, el paisaje que se despliega será el mismo y así también la emoción que la belleza del lugar proporciona.

 

Pinos carrascos, piñoneros, encinas, eucaliptos ,algunos álamos y sauces y matorrales de sabinas, enebros, palmito y retama contrastan con las contundentes y escarpadas paredes verticales de la sierra malagueña. Más abajo el cañón excavado por el río Guadalhorce discurre manso luego de pasar por los embalses de "El Chorro", "Guadalhorce", "Guadalteba" y "Gaitanejo".

 

Absortos por el paisaje , pocos terminarán el camino sabiendo que para construir uno de esos embalses quedó sepultado "Peñarubia" un pequeño pueblo que vuelve a "descubrir" su campanario cuando el nivel del agua está un poco bajo y tienta a intrépidos a la peligrosa y prohibida incursión subacuática.  Pero sí , todos  , con más o menos cansancio atesorarán la experiencia que ofrece el Caminito del Rey en la caja de los recuerdos imborrables.

 

 

Gabriela Marinelli para Turismo Tv