Santa Sofía: faro cultural de la humnidad

Santa Sofía en Estambul : la belleza a través del tiempo

Turismo Tv, Televisión Turística
Santa Sofía: el Arcángel Gabriel

 

Estambul fue la ciudad elegida por Ian Fleming para pasear a James Bond . El horizonte salpicado de cúpulas y minaretes, también fue telón de fondo para las películas "Desde Rusia con Amor" , "El mundo nunca es suficiente " y "Taken 2" 

De muchas maravillas antiguas de Estambul, el más famoso es Santa Sofía. El edificio ha servido como museo durante los últimos 77 años y, antes de eso, fue un centro religioso de Estambul y del resto del mundo durante más de 1.400 años. Comenzó como una iglesia en el año 537 bajo las órdenes del emperador bizantino Justiniano I.

 

Todavía era el edificio más grande del mundo cuando los turcos otomanos se dedicaron a convertirla en una mezquita después de la toma  de Estambul  en 1453 y pasó así a formar parte de un conjunto monumental con su famosa vecina, la Mezquita Azul.

 

Santa Sofía - Aya Sofya - ha tenido una historia tan compleja como la mismísima ciudad de Estambul. Su nacimiento fue como la Iglesia de Hagia Sophia  (Iglesia de la Santa Sabiduría), convertida en una mezquita después de la conquista otomana y finalmente en el  museo que hoy recorren los turistas que llegan a Estambul..

 

La primera iglesia en ese sitio fue construida por Constantino el Grande en el año 326, pero más  tarde fue destruida por un incendio. A continuación, la próxima iglesia que se levantó en este lugar fue destruida durante la insurrección de Nika.

 

Durante el reinado del emperador Justiniano la iglesia fue reconstruida en una escala mayor  a la original. Esta ampliación que tiene lugar entre los años 532 y 537. fue realizada con la declarada intención de superar en esplendor todos los edificios de la antigüedad. Su construcción incorpora muchos elementos clásicos romanos y  griegos . Un gran número de columnas fueron llevados a Constantinopla de los templos saqueado por  toda Asia Menor, Grecia e Italia y fue así que se utilizaron los mejores mármoles y metales nobles. Se dice que el costo total de la construcción fue de 360 quintales de oro y que 10.000 trabajadores estaban empleados en su construcción.

 

 

Santa Sofía tiene 75 m de largo, 70 m de ancho y 58 m de altura desde el suelo hasta la parte superior de la cúpula. En el exonarthex (vestíbulo exterior) y nártex (atrio interior) existen finos mosaicos cristianos primitivos.

Cuando la iglesia fue convertida en una mezquita, la belleza de esta construcción fue  cubierta bajo cal. Pero el trabajo de reconstrucción en  1931, cuando Santa Sofía se convirtió en un museo, expuso la mayoría de estas hermosas obras de arte una vez más. De particular interés es la figura del siglo noveno de Cristo como Pantocrátor sobre la puerta Imperial (la puerta de entrada principal) y el mosaico de Cristo entronizado flanqueado por la emperatriz Zoe y el emperador Constantino IX en la galería superior.

 

El interior es una mezcla fascinante de esplendor bizantino y otomano. Está iluminada por innumerables ventanas y dominada por una magnífica cúpula central con sus 32 m de diámetro. Enormes placas de madera circulares sobre los principales pilares están grabados en escritura de oro con los nombres de los cuatro primeros califas. En el ábside se encuentra el mihrab ,  nicho que indica la dirección de La Meca.

 

Estas son algunas de las magníficas imágenes del interior de Santa Sofía, y a continuación un detalle de la construcción

 

 Mosaico de la Virgen María 

Por encima de la puerta principal de salida este impresionante mosaico del siglo XI representa a la Virgen María. La imagen está flanqueada por los emperadores bizantinos Constantino el Grande a su derecha y Justiniano a su izquierda. Constantino está ofreciendo a la virgen la ciudad de Constantinopla mientras Justiniano le está otorgando la iglesia de Santa Sofía .

 

Tumbas otomanas

 Cinco sultanes están enterrados en el complejo de Santa Sofía. A l costado de la salida principal del edificio , junto al baptisterio,  se encuentran  todas las tumbas que tienen lujosos interiores de azulejos Iznik.

 

La Columna del Llanto

Uno de los lugares  más famosos y emblemáticos de Santa Sofía es la columna que se encuentra en la nave lateral a la izquierda de la Puerta Imperial. Se dice que la columna del llanto ha sido bendecidas por San Gregorio Taumaturgo y se dice que  colocando el dedo en el agujero de esa columna toda enfermedad encuentra su cura.

La iglesia de Santa Sofía ya no puede ser un lugar de culto, pero esa superstición -que se remonta a la época de Justiniano I ,  vive en ella.

La leyenda proclama que si  ponemos el pulgar en ese pequeño agujero  de cobre frente en la 'columna de llanto " y el pulgar emerge húmeda, uno se  curó de todas sus dolencias. Los cínicos señalan que es más probable conseguir un pulgar mojado en días de gran afluencia, cuando un montón de dígitos sudorosas que han precedido y es bueno tenerlo en cuenta para asegurarse la efectividad del resultado.

 

La Puerta del Emperador

La puerta más grande de la iglesia de Santa Sofía es la llamada Puerta del  Emperador que fue utilizada originalmente sólo por los emperadores bizantinos junto a su séquito. Una historia  trasmitida de generación en generación sugiere que la puerta está realizada en madera del Arca de Noé  pero esto no está respaldado en ninguna evidencia científica- Se sabe que el  Emperador Heraclio fue, en el siglo VII,  en busca del arca en lo que ahora es el este de Turquía, pero es imposible refrendar la veracidad acerca de la madera de la puerta. Por encima de ella se encuentra uno de los  mosaicos más esplendorosos de Santa Sofía:  la de Cristo Pantocrátor.

 

El Omphalion

Placas de mármol circulares forman la Omphalion , el sitio donde fueron coronados emperadores bizantinos. Los bizantinos se consideraban los sucesores naturales de la antigua Roma después de la división del Imperio Romano en partes oriental y occidental en el siglo IV de nuestra era. 

 

Mosaicos

Santa Sofía cuenta con una colección de mosaicos impresionantes en la galería superior :  el de la emperatriz Zoe, es tal vez el más mirado porque Zoe que se casó por primera vez con 50 años de edad, tuvo tres maridos.  Su segundo casamiento se realizó el mismo día que el primero  falleció y se sospecha que había sido envenenado. El mosaico fue  alterado con la llegada de cada nuevo marido.

 

El Domo

El mayor legado arquitectónico de Santa Sofía es su cúpula revolucionaria - la intención de ser más grande, más alto y más impresionante que cualquier otra dio lugar a este resultado asombroso.  La construcción avanzó por ensayo y error, con un colapso total después de un terremoto en el año 558.  Ahora con el apoyo de 40 vigas, la cúpula está adecuadamente inscrita con el Versículo luz del Corán: '. Alá es la luz de los cielos y la Tierra'

 

Loge del sultán

Durante el dominio otomano, la iglesia de Santa Sofía se convirtió en un külliye o complejo de mezquita social con la construcción de un colegio religioso, un comedor e incluso una escuela primaria. Una de las adiciones más notables de la iglesia de Santa Sofía durante este período fue del sultán Loge - un kiosco levantado  en el siglo 18 que permite a los sultanes otomanos orar en la mezquita sin ser vistos.

 

 

 

Santa Sofía se encuentra en el distrito de Sultanahmet de Estambul