Blogs del Viajero

Blogs: las nuevas guías de viaje

Parece ya ciencia ficción. O cosa del tiempo de los abuelos. Pero lo cierto es que  hasta hace no mucho tiempo atrás, las guías de viaje eran “EL” elemento imprescindible, elemental en la lista de objetos que el viajero debía llevar consigo y por supuesto en la mochila que lo acompañara.

A lo largo de cientos de hojas y en muy diferentes formatos, ofrecían un panorama muy completo de lo que se podía encontrar en diferentes ciudades y recorridos . Las había muy exclusivas , con tanto detalle disponible, que ocupaban más espacio que cuatro o cinco portadocumentos. En aquellos tiempos , tener la posibilidad de la consulta “a mano” fue siempre a costa de cargar mucho peso extra , perder tiempo en alguna esquina o vidriera para consultar de manera interminable el índice para que finalmente lo  que se buscaba apareciera disperso en diferentes carillas y vaya a saber en que líneas . No sólo llevaba bastante tiempo encontrar lo que se deseaba, además existía un alto riesgo, de no compartir la mirada del autor o editor y ni siquiera poder consensuarla rápidamente en la “competencia”. La nómina de hoteles aparecía discriminado por estrellas y hostales pero la sorpresa podía ser mayúscula luego de la contratación.

Así, muchas generaciones realizaron viajes en calco según la guía elegida. Los viajes "fuera de guía" quedaban reservados a los más aventureros y esa experiencia se perdía o , en el mejor de los casos, quedaba atesorada en los pocos afortunados que habían tenido la posibilidad de acceder al relato del viajero innovador.

Hoy las guías de viaje son objeto de museo o un sector en la biblioteca y la tecnología que irrumpió en todos los ámbitos,  en el turístico, puso al alcance de todos, las increíbles experiencias de los viajeros más disímiles.

Hoy, teléfono en mano y con la conexión adecuada, un sinnúmero de links arriban a diferentes blogs de viajes que estimulan a explorar lugares impensados, incitan a indagar en zonas nada “turísticas” que adquieren valor en la particular mirada del viajero, a elegir el mejor hotel y en el sitio más adecuado para el trotamundos, a degustar platillos inimaginados , a vivir los más novedosas experiencias y maximizar la posibilidad de disfrute en los lugares más asombrosos a lo largo y ancho del planeta.

En castellano en inglés o en el idioma de cada quien, los blogs de viajes permiten acceder a esos secretos que los viajes regalan, con un "extra" muy importante: la variedad de abordajes,  aún sobre un mismo lugar es tan infinita,  que no habrá quien quede sin respuesta sobre “donde”, “que” , “como”, “cuando”, “porque”, “para que” o “cual” de lo que sea se esté buscando.

Llegar a un lugar hoy y temer por no saber donde se descansará , se comerá o que actividades valen la pena según el tiempo con que se cuenta, es impensado .  No contar con un largo listado de alternativas donde alojarse, imposible. Google Maps las estará marcando a todas. Pero, ¿cual nos conviene por precio, por estilo de viaje, por las actividades que estamos dispuestos a desarrollar? Ahí si, la multiplicidad de blogs de viaje y foros nos ayudan de manera extraordinaria. Cada viajero encontrará aquel que más cerca está de sus gustos y preferencias.

Sitios como viajerofacil aportan abundante  información de alojamiento en tantísimas ciudades del mundo. En forma minuciosa ayudan a orientar la elección: Tenerife , Moscú, Buenos Aires,  Cartagena de Indias o cualquier otra ciudad aparecen perfiladas con sus más y con sus menos , mostrando fortalezas y debilidades a tener en cuenta al contratar el alojamiento o al pensar en realizar actividades.

Hoy que el turismo gastronómico invita a un sinnúmero de viajeros a concretar viajes bajo esa sola consigna, blogs como el “Migracionología” ayudan a imaginar recorridos sólo apoyados en los aromas y sabores.

Hay  otros como “Los viajes de nena” que ofrecen material riquísimo muy puntual y focalizado sobre destinos exóticos como la Antártida .

Lo cierto es que en la web y al alcance de algunas cuantas palabras de referencia y un “enter” , aparecerán blogs para todos los gustos, para todas las expectativas, en donde el viajero encontrará soporte inmediato para esa buena costumbre de viajar.